viernes, 2 de marzo de 2012

EN ESTO CREEMOS - POR ESTO LUCHAMOS



Bases Conceptuales Y Programáticas Del Nacionalismo  Argentino 




- PATRIA:

o De la voz latina pater, que significa padre. Denomina la tierra de nuestros padres. Esta es la herencia Justa, Noble y Patricia, de quienes la habitamos generacionalmente, más allá de que hoy quieran desdibujar el ser de la misma, con el internacionalismo y/o mundialismo frívolo y materialista.

o A la pertenencia natural a la Patria le sigue la fidelidad  de cuidar lo que Dios nos ha cedido en custodia. Nuestra obligación no es tan solo territorial, sino espiritual. Porque precisamente aquí están nuestras raíces, nuestro origen.

o La Patria pertenece a los talentos que el Señor nos cede, y nuestro deber es cumplir con el cuarto mandamiento "honrar padre y madre" por sobre cualquier interés espurio, al bien en común y más preciado de todo Argentino. Como talento debemos conservarla, mejorarla y aumentarla.

o Tal es el compromiso con la herencia, que exige, en vistas al futuro y en razón de estricta justicia, el testimonio ineludible y oblativo, antes que la entrega al colonialismo solapado y malintencionado como "patrimonio de la humanidad".


o La posteridad habrá de abrevar  de la misma Patria, madre comprometida y generosa de los hombres que la habitan y la prosperan. Lo harán munidos de la Piedad, darán gracias de veneración a los padres que nos precedieron.


o Debe mediar una mirada hacia el pasado con la virtud de la piedad y otra al futuro -que son nuestros hijos-, con la virtud de la justicia. La Patria más está hecha de muertos que de vivos, según Renan y al decir del Padre Leornardo Castellani: "Amar la Patria es el amor primero, y es el postrero amor después de Dios, y si es crucificado y verdadero, ya es un solo Amor, ya no son dos". 


- NACIÓN

o Es la sucesión ininterrumpida de las generaciones patrias que se reconocen  depositarias de antiguas herencias. Así, la Nación Argentina, además de los rasgos dispersos de sus pueblos auténticamente primitivos –de los que no reniega-, ha conformado una tradición unitiva que la individualiza y distingue, a partir de incorporar –por la evangelización española-: la filosofía griega,  el derecho romano,  la revelación judeo-cristiana y el legado de la cristiandad medieval.

o Así conformada hacia el pasado, la nación tiene un protagonismo en el presente y hacia el futuro: plasmar el destino que la distingue de las demás naciones del mundo.


- ESTADO

o Es la estructura jurídico, social y política abarcadora de la totalidad de la vida de la nación, en la que la complejidad de partes que la conforman cumplen su rol en orden al todo. El estado debe ser el reaseguro de ese orden vital.

o Es la comunidad política perfecta. Fuera del estado no hay vida social, sino anarquía y limitación. Gerente del bien común, el estado debe de tener la participación en la vida social que fuera menester para asegurar el cumplimiento de su misión.  

o No es función del Estado hacer hombres virtuosos, más es su obligación insoslayable crear las condiciones sociales para que el hombre pueda alcanzar la virtud. Tal fin lo logra el estado preservando, imponiendo, cumpliendo y haciendo cumplir los principios que emergen de la Ley Natural y que en su manifestación más amplia imponen hacer el bien y evitar el mal. 


- NACIONALISMO

o Es el impulso vital, material y espiritual de la nación que, superando las discordias políticas menores de sus integrantes, la ordena hacia su destino trascendente y universal.

o El Nacionalismo, si bien no es sectario ni excluyente, tiene sus bases decididamente arraigadas en la Fe Católica, impulsora y testigo de las grandezas que signaron nuestras guerras por la independencia y fueron conformando, en la fragua del esfuerzo y sacrificio, al mismo Ser nacional.

o El Nacionalismo, con sus raíces firmemente insertadas en la bendita tierra Argentina, se reconoce también, partícipe y heredero de la tradición hispana, de la cual recibió el legado de su sangre, su lengua y su Fe.

o En tanto que agrupación superior de compatriotas con un sentido común y permanente  ante la historia y ante la vida, el Nacionalismo ansía y lucha por tomar parte determinante en los destinos de la Patria.

o Jerárquico y sostenedor de los principios de la república en Roma, el Nacionalismo no reconoce otra aristocracia que no sea la sustentada en los méritos personales, morales o intelectuales, de los miembros de la Nación.

o El Nacionalismo sostiene que todos los argentinos están llamados a participar en el gobierno de la Nación. Propone que esa participación debe ser natural y efectiva a través  de los distintos y numerosos cuerpos intermedios que conforman el complejo entramado social del Estado. Así, municipios, sindicatos, asociaciones de diversa índole, corporaciones, colegios profesionales, agrupaciones, etc., todos ellos nacidos y formados por quienes comparten naturalmente una actividad, un territorio, una profesión, etc. son medios idóneos para la participación republicana.

o Rechaza como única forma posible de participación ciudadana en la cosa pública a la antinatural, corrupta y disolvente democracia liberal, artífice primaria de la atomización política y la disgregación social argentina. Sostiene que su columna vertebral, la partidocracia, no es otra cosa que la pretensión inadmisible de poner la Verdad al servicio de una idea. 

o Jerárquico y totalizador, el Nacionalismo rechaza la denominada “soberanía popular”, al sostener que sólo de la Nación puede predicarse el concepto de soberanía.


- HOMBRE

o Creado por Dios y regenerado en Cristo, el hombre es una unidad sustancial de cuerpo y espíritu, conformado por un alma incorruptible, a diferencia del cuerpo. Así creado, el hombre es portador de valores trascendentes y llamado a la visión beatífica. Estos mismos aspectos son la fuente inconmovible de su dignidad personal.

o Así reconocida la naturaleza del hombre y su vocación sobrenatural, se comprenden inmediatamente las normas que rigen su naturaleza, que no son otras que las que conforman la Ley Natural, participación del hombre en la Ley Eterna que gobierna la Creación.

o El nacionalismo recoge y sostiene los principios que aporta la ciencia y que confirman de manera terminante que cada ser tiene una esencia o naturaleza y que ella no es fruto de un ciego azar, sino que armoniza en un orden jerárquico que alcanza a todos los seres y todos los fenómenos. 

o Ese orden jerárquico encuentra causa eficiente en Dios, y rechaza por absoluta y groseramente insuficientes las posturas materialistas, relativistas, subjetivistas y existencialistas. 


o El cumplimiento de la Ley Natural es el único camino que lleva al hombre a su perfección como tal. El apartamiento de aquélla lo hace perder su dignidad en la medida en que no actúa conforme su naturaleza.

o El hombre no nace bueno ni malo, nace con una naturaleza dañada por el pecado original que le ha impuesto una suerte de tendencia hacia lo incorrecto.


- FAMILIA

o La familia es el lugar primario de la humanización de la persona y de la sociedad. Nace la de íntima comunión de la vida y del amor conyugal, fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer. La fortaleza de la familia coadyuva, de manera determinante, a la fortaleza de la sociedad.

o El matrimonio, punto de partida de la construcción familiar, no admite otra configuración que la unión de un hombre y una mujer, quienes, por lo demás, son los únicos que pueden cumplir, naturalmente, el fin de aquél: procrear y educar la prole.

o Es derecho y deber primario de la familia, la crianza y educación de sus hijos que la integran. Es deber del estado crear las condiciones necesarias para el adecuado desarrollo de la familia y asistir en el proceso educativo de sus integrantes, respetando la voluntad de los padres.

o La familia tiene derecho a la educación de sus miembros en la Fe que profesen. El estado, en el marco de la educación pública, habrá de impartir formación religiosa y moral, siguiendo las enseñanzas de la Iglesia Católica Apostólica Romana, que ha sido la Fe de la Patria desde sus albores.

o El Nacionalismo sostiene que el tiempo de la Inquisición ha pasado y acepta la libertad de cultos, en la medida en que éstos hayan sido reconocidos por el estado como no enfrentados a los valores nacionales y morales sobre los que se sostuvo y sostiene la  Nación Argentina. 


- LIBERTAD

o Consecuencia de la naturaleza espiritual con que ha sido creado, el hombre goza de la libertad necesaria para alcanzar su fin sobrenatural. Esta sola definición importa una clara postura en el sentido que la libertad del hombre es una libertad normada. Hábil y necesaria para alcanzar un fin al que el hombre está ordenado.

o Tenemos, entonces, que la libertad en modo alguno es mera indeterminación. No hay libertad para hacer lo que se quiere, sino lo que se debe. Por eso es que sólo puede ser libre quien es dueño de sus actos y, por tanto, responsable de sus consecuencias.  La circunstancia de que el hombre pueda obrar el mal para sí o para otros no encuentra sustento en su libertad sino en la deformación de su sentido.

o El marxismo, en su materialismo, ha convertido al hombre en un mero soporte de funciones biológicas y desconocido todo resquicio de libertad como manifestación de su espiritualidad. El liberalismo individualista trocó la libertad como medio por la libertad como fin. La libertad será, entonces, pura indeterminación. Ambos sistemas, de igual perversidad, concluyen desconociendo y corrompiendo la naturaleza y dignidad humana.
   
o La naturaleza del hombre no puede autorizar su corrupción, degradar el concepto de los humano. El Nacionalismo, respetuoso de la libertad del hombre, condena la idea patológica y subversiva de poner a una supuesta libertad por sobre la naturaleza espiritual del hombre, es decir, por sobre el hombre mismo. 

o El Nacionalismo entiende la libertad como una libertad de medios. Es la posibilidad de elegir libremente los medios que se estimen más convenientes para alcanzar un fin al que estamos predeterminados. Para ello el hombre necesita formarse en la Verdad y sólo hay libertad plena para el que conoce la Verdad. 


- DERECHO NATURAL

o El Nacionalismo no adhiere a la corriente ideológica que distorsionando el concepto mismo de derecho ha creado la categoría política, no jurídica, de los “Derechos Humanos”. El Nacionalismo reivindica el concepto, terminología y contenido del Derecho Natural, que, por lo demás, excede  el horizonte de los derechos de las personas.

o Siguiendo a los grandes maestros argentinos, el Nacionalismo define al Derecho Natural como “lo que le es debido al hombre en virtud de su esencia”, por el simple hecho de ser hombre. Lo que el hombre puede exigir como suyo, por serle debido.

o El Nacionalismo no reconoce derechos que no vayan acompañados de obligaciones. Es más, cada derecho, como potestad, tiene como contrapartida una obligación. Así al derecho a la vida le sigue la obligación de respetar la propia vida y la de los demás, así se desarrolle en un medio distinto como es el caso de la persona concebida que aún no ha nacido.

o El Derecho Positivo debe ajustarse al Derecho Natural para poder ser llamado Derecho. Sólo en aquellas materias que en principio son valorativamente neutras, puede el legislador no recurrir al Derecho Natural.


- ECONOMÍA

o La economía es, para el Nacionalismo, la adecuada administración de la totalidad de los recursos disponibles, de modo de generar mayores riquezas nacionales que, distribuidas bajo un principio de justicia, permitan el fortalecimiento material del estado y la proyección personal de sus habitantes. 

o El Nacionalismo rechaza por inhumanos y en consecuencia, antinaturales al colectivismo marxista y al capitalismo liberal. Ambas formas suponen un desconocimiento profundo de los fines de la economía social y un desprecio por la dignidad del hombre.

o Para el Nacionalismo, el trabajo es el más importante de los factores involucrados en los procesos económicos. En él alcanza el hombre una dimensión definitiva de su dignidad. El trabajo será, por tanto, un derecho al tiempo que un deber.

o La contrapartida del esfuerzo del trabajador es el salario, el que deberá ser justo, es decir, permitir a quien lo  reciba: sufragar sus gastos de subsistencia y los del grupo familiar; contribuir al sistema de la seguridad social; afectar una parte al ahorro. 

o Respetuoso de la más granada Doctrina Social de la Iglesia, el Nacionalismo, lejos de excluir al Estado del proceso económico, le otorga un rol fundamental en la medida en que legitima su intervención como gerente del bien común. Tomando esta premisa, encuentra plena recepción el principio de subsidiariedad dentro de la economía nacional.

o Las exigencias del bien común político son las que operan como exclusivo disparador de la intervención del Estado en el proceso económico. Así, fuera de toda contaminación capitalista o colectivista, el Estado cumplirá activamente  el rol que las circunstancias aconsejen, cuando las exigencias del bien común así lo impongan.

o El Nacionalismo propicia una economía de rasgos corporativos, como elemento natural del desarrollo económico del Estado. En este marco, propicia la formación de corporaciones profesionales que agrupen en su seno a quienes ejercen los oficios o profesiones, conjuntamente con los patrones, de modo de contar con representación plena del sector en el proceso de cogestión de la economía.

o El Estado no debe permitir la existencia de monopolios que distorsionan los procesos económicos y generan servidumbres y conductas especulativas inaceptables en una economía social. En consecuencia, el Estado debe apoyar el desarrollo de la pequeña y mediana industria.

o El Nacionalismo condena de modo permanente y terminante al denominado poder internacional del dinero, verdadero detentador del poder mundial y sojuzgador de las naciones a través de una abominable usura que es utilizada como arma de dominio y expoliación de los pueblos, llegando a condenar al hambre y la degradación  a poblaciones enteras.

o Los detentadores del poder mundial a partir de la usura internacional han envilecido las economías, poniendo a productores y obreros en manos de su mayor enemigo, el capital financiero que sacrifica todo provecho común en búsqueda del interés individual. 


- PROPIEDAD PRIVADA

o La propiedad privada es un derecho natural de la persona, fruto de su propia dignidad. Es que para alcanzar su plenitud personal el hombre necesita servirse de bienes y disponer de los mismos. Lo que no impide que su régimen se vea sometido a limitaciones éticas que eviten abusos en el ejercicio del dominio.

o Aún siendo un derecho natural, la propiedad privada no es un derecho absoluto, sino subordinado a otros derechos de rango superior como el de alimentación y conservación de la vida.

o Contra las corrientes marxistas que niegan la propiedad privada y las liberales que le otorgan un carácter absoluto, el Nacionalismo impone a ese derecho una función social por la cual la propiedad privada no sólo se ordena a la satisfacción de las necesidades individuales, sino al bien común de la comunidad política.


- TIERRA

o El Nacionalismo, en consonancia con la Doctrina Social de la Iglesia, reconoce, impone y exige, una función social en la propiedad. En particular, asigna a la tierra como factor de producción, tal alcance.

o En un país con un componente agroeconómico tan importante como la Argentina, el Nacionalismo se opone a la formación de nuevos latifundios, así como propicia gravar con una importante alícuota impositiva la propiedad de tierras improductivas. Motorizará un proceso expropiatorio de las mismas, con el objeto de conformar nuevas unidades económicas para ser incorporadas al proceso productivo.

o La tierra es a su vez un factor estratégico de una nación, por lo que deben establecerse las condiciones para que pueda ser adquirida por extranjeros. En ningún caso la extensión de tierras adquiridas por extranjeros podrán superar, considerando la totalidad de las operaciones que realice una persona, familia, sociedad o grupo económico o social, la necesaria para establecer una unidad económica para una familia tipo.  En ningún caso el porcentaje de tierras nacionales en manos de extranjeros –directamente, a través de sociedades o testaferros-, podrá ser superior al que, con fundamento en razones geopolíticas se establezca. El porcentaje establecido se calculará sobre el total del territorio nacional y sobre las diversas clasificaciones del suelo, de modo que no medie concentración territorial de propiedad extranjera ni afecte el pleno dominio nacional sobre zonas estratégicas. 


- FUERZAS ARMADAS

o Las Fuerzas Armadas son el brazo armado de la Patria, defensoras de su honra soberana y garantes de su integridad territorial y salvaguarda última de sus tradiciones políticas, sociales y culturales.

o Las Fuerzas Armadas deberán estar capacitadas y a provistas del armamento que le otorgue el potencial bélico necesario a fin de cumplir, eficazmente, un rol disuasivo que desaliente cualquier intento de violar el territorio nacional.

o Al fin descripto en el apartado anterior, la Nación Argentina la industria para la defensa, tratando de alcanzar el mayor avance tecnológico y productivo que permita satisfacer los requerimientos internos y competir en el mercado internacional de la producción de armamentos. 

o Los planes de estudios de los institutos militares habrán de adaptarse al espíritu sanmartiniano, con profundas bases en la filosofía perenne.

o El servicio militar obligatorio tenderá, no sólo a la formación sanmartiniana de los jóvenes reclutas, sino que coadyuvará a la formación de jóvenes en los diversos oficios incluidos en la logística militar, principalmente en aquellas zonas y en aquellos reclutas que, por las razones que fueran, no pudieran contar con un oficio que resulte su medio de vida.     


- INMIGRACIÓN

o La Nación Argentina ha tenido siempre la más benévola actitud hacia los inmigrantes, es más, en los albores de la nacionalidad se incentivó su llegada a fin de poblar el vasto territorio de la Patria. Hoy se debe mantener las puertas abiertas a los hombres de buena fe, pero en el marco de una política poblacional actualmente inexistente.

o Es esta anomia la que ha generado una inmigración descontrolada que terminó sobre poblando ciudades, aumentando la tasa de desempleo, ocupando un sinnúmero de viviendas que no les pertenecían,  creado polos de hacinamiento indignos para la vida humana, ocupando violentamente tierras fiscales, creando o siendo utilizados como mano de obra esclava; aumentando la criminalidad, exigiendo de las autoridades derechos y asistencia con los que ni siquiera cuentan muchos de los nacionales y desplazando y sustituyendo las pautas culturales que estaban enraizadas en lugares que hoy han sido virtualmente copados por inmigrantes.

o La política poblacional deberá contemplar todos los aspectos que hacen a una estrategia demográfica. En todos los casos se establecerá una política de reciprocidad, la que sólo podrá soslayarse cuando haya razones de interés nacional que así lo aconsejen. Se permitirá el ingreso, en condición de inmigrantes, a quienes cuenten con certificado de buena conducta emitido por su país de origen; se fijarán las regiones del país donde puedan radicarse y se tratará de crear las condiciones para ello; deberán abonar los servicios de la medicina pública que utilicen, salvo que se haga cargo de ello el gobierno del país de origen a través de la firma de un convenio con el Estado Nacional.

o Podrá regularse el número de inmigrantes que pretendan ingresar, de acuerdo a las necesidades de empleo que existan y al nivel de desempleo que informen los organismos competentes. En ningún caso los inmigrantes tendrán prioridad sobre los nacionales en los planes habitacionales que implemente el gobierno argentino.

o Sin perjuicio de lo expuesto en el punto precedente, se permitirá siempre el ingreso de aquellos inmigrantes que lo hagan munidos del capital suficiente para un emprendimiento económico, debiendo dar cuenta del mismo una vez instalado.
    

- EDUCACIÓN 

o La educación es para el Nacionalismo la formación e instrucción del hombre en la verdad. De este modo, todos los programas de estudio deberán adecuarse, en lo que corresponda, al orden natural y sobrenatural.

o Los establecimientos educativos serán conjunciones de profesores y alumnos en la búsqueda del saber. Esa búsqueda se hará en un ambiente jerárquico y de respeto mutuo.

o Los educadores cobrarán sueldos dignos y deberán tener dedicación completa a su magisterio.  Deberán capacitarse permanentemente y se establecerá un escalafón que contemplará ascensos en función de la capacidad, capacitación y evaluación, cuya ponderación estará a cargo de un Consejo de Educación.

o Los establecimientos privados de educación que pretendan subsidios del Estado Nacional deberán  seguir los mismos programas y contenidos educativos que los establecimientos públicos.

o Es Estado Nacional garantiza la educación primaria gratuita y obligatoria. Los estudiantes terciarios y universitarios que no puedan sufragar el arancel que se establezca, serán becados y devolverán la beca con servicios a la comunidad que establezcan las autoridades nacionales correspondientes.

o Se derogará la Ley de Reforma Universitaria.    





La Santa Cruz Monumental del Valle de los caídos
los sables que pertenecieron a los generales San Martín y Belgrano
y el sol punzó de la bandera que las fuerzas de la Confederación Argentina enarbolaron
en la Vuelta de Obligado, conforman el emblema del
Movimiento Nacional y Católico





2 comentarios:

  1. Amigos y Camaradas del Movimiento Nacional Católico.
    Adhiero totalmente a las Bases concepturales y programáticas expuestas en el blog. Quiera Dios que cada uno de los que con orgullo nos llamamos nacionalistas podamos gritar:"En esto creemos y por esto luchamos".
    Desde San Rafael, Mendoza.
    Brazo en alto.
    Daniel González Céspedes

    ResponderEliminar
  2. Estimado Sr. Director,

    Le envío este mensaje para invitarlo a participar en los posts y en los comentarios de FORO CATÓLICO ( http://forocatolico.wordpress.com/ ). El Director de Foro Católico es el ex forista de Radio Cristiandad, mi amigo Logan.

    Desde ya, muchísimas gracias.

    ResponderEliminar

Religión o Muerte

Religión o Muerte

Moscardó

Moscardó

Millán-Astray

Millán-Astray